¿Cuáles son las causas más comunes de dolor en la pantorrilla y en el tobillo?

Las causas del dolor en la pantorrilla y en el tobillo varían significativamente de persona a persona, pero las causas comunes incluyen lesiones y traumatismos, uso excesivo de la articulación del tobillo o de los terneros, ruptura de músculos, distensiones musculares, férulas e incluso daño nervioso. El dolor en la pantorrilla y en el tobillo puede ocurrir simultáneamente o de manera independiente, si ocurre al mismo tiempo, la causa del dolor puede estar ligada a los músculos, tendones, ligamentos o huesos de esa zona, o al nervio que El cuerpo puede ser comprimido o dañado de otro modo, dando lugar a sensaciones dolorosas a lo largo de la parte inferior de la pierna. Un diagnóstico adecuado es generalmente necesario, lo que significa una visita a un proveedor de atención médica puede estar en orden.

Las lesiones resultantes de algún tipo de trauma son las causas más comunes de dolor en la pantorrilla y el tobillo. Una fractura ósea, por ejemplo, puede causar dolor leve a severo en la región afectada, una fractura en el talón puede causar dolor en todo el pie, así como en la parte inferior de la pierna. Una lesión en una pierna también puede causar dolor en la otra, ya que la pierna no lesionada a menudo debe soportar más del peso del cuerpo para compensar la pierna lesionada. Si el dolor de la pantorrilla y el tobillo ocurre en la misma pierna, el dolor en una zona puede ser dolor referido que resulta de una lesión en la otra.

Cualquiera de los nervios que sirven a la parte inferior de las piernas puede causar dolor en la pantorrilla y en el tobillo independiente o simultáneamente. El nervio ciático, por ejemplo, comienza en la parte inferior de la espalda y corre hasta los pies. Si este nervio se comprime o daña en cualquier parte a lo largo de su longitud, puede causar dolor en cualquier parte de las piernas, espalda baja, caderas o pies. El dolor nervioso es a menudo un dolor agudo, aunque también puede manifestarse como entumecimiento, debilidad, dolor, molestias e incluso una pérdida de control del motor en ciertas áreas de la parte inferior del cuerpo. Si una persona experimenta problemas neurológicos graves, como una pérdida del control motor, debe visitar a un profesional médico de inmediato.

Las distensiones musculares y las rupturas también pueden causar dolor en la parte inferior de la pierna. Una cepa se produce cuando las diminutas fibras que componen un músculo comienzan a desgarrarse debido al uso anormal o choque repentino. Una ruptura se produce cuando el músculo se separa totalmente de sí mismo o de los tendones que conectan con el hueso. Esto se considera una condición seria y con frecuencia requerirá una cirugía para arreglar.