¿Cuáles son las causas más comunes de náuseas y temblores?

Hay bastantes razones que una persona podría experimentar náuseas y temblores. Ansiedad, la abstinencia de alcohol o drogas, y las infecciones renales son tres razones comunes de estos síntomas. Las náuseas y los temblores también pueden ser síntomas de problemas más serios, como deshidratación, neumonía o golpe de calor. Se debe dar atención médica inmediatamente a personas con estas enfermedades, por lo que estos síntomas no deben tomarse a la ligera.

La ansiedad es preocupación constante sobre situaciones que pueden o no ser controlables. Muchas personas que sufren de trastornos de ansiedad tienen ataques de pánico, que puede tener una variedad de síntomas diferentes. Algunos pueden experimentar opresión en el pecho, mareos, temblores, vómitos, dificultad para respirar y un pulso acelerado. Los síntomas no siempre son los mismos, pero la agitación y las náuseas pueden ser consecuencia de ataques de ansiedad y pánico. La terapia y los antidepresivos recetados por un médico a menudo ayudan a aliviar estos síntomas.

La abstinencia del alcohol, las drogas, o la medicación pueden dar lugar a menudo a náuseas ya temblar. Una persona que sufre de abstinencia también podría tener dolores de cabeza, latidos cardíacos rápidos, no apetito, cambios rápidos de humor y dificultad para dormir. Por lo general, los síntomas comienzan menos de un día después de que la persona deje de beber o tome algún medicamento y puede durar días. Por lo general, se recomienda el tratamiento para estos síntomas, y puede ser necesaria la hospitalización.

La agitación y las náuseas también pueden ser el resultado de una infección renal aguda. En estos casos, suele acompañarse de fiebre y dolor en ambos lados de la espalda, donde se localizan los riñones. La mayoría de las veces, los antibióticos son recetados por un médico para el tratamiento.

La deshidratación ocurre cuando hay menos líquido entrando en el cuerpo que sale de él. Las náuseas, temblores, confusión y mareos son síntomas de deshidratación. Esta enfermedad puede ocurrir a menudo como el resultado de otras enfermedades, pero puede ocurrir por sí mismo. Los líquidos se deben dar a cualquier persona que sufre de la deshidratación, y la medicación se da a menudo para parar cualquier vómito o diarrea que una persona pudiera experimentar.

La neumonía bacteriana es una enfermedad respiratoria grave que a menudo se asocia con dificultad para respirar, náuseas, fiebre alta y agitación. Esta enfermedad puede ser mortal para los jóvenes, los ancianos, y aquellos que tienen sistemas inmunes débiles. Atención médica inmediata es típicamente necesario para aquellos que sufren de neumonía bacteriana.

Otra causa de náuseas y agitación es el golpe de calor. Esto suele ocurrir cuando una persona ha estado expuesta al sol o al calor durante demasiado tiempo. Las personas que sufren de un golpe de calor pueden parecer confundidas, desorientadas, tienen piel roja y pueden no ser capaces de sudar más. El golpe de calor es mortal y puede suceder a cualquiera. Requiere atención médica inmediata.