¿Cuáles son las diferentes causas del dolor de la trompa de Falopio?

Las trompas de Falopio son conductos que conectan los ovarios de una mujer con su útero, y que actúan como un canal a través del cual un huevo pasa al útero durante la ovulación. El dolor del tubo de Falopio, que a menudo se registra como dolor pélvico generalizado, puede ser incómodo e incluso aterrador. Comprender las causas potenciales del dolor en las trompas de Falopio puede ser el primer paso para eliminar esta condición desagradable. El dolor en las trompas de Falopio puede ser causado por una infección de transmisión sexual, por un problema de salud como la endometriosis o por un embarazo ectópico. En raros casos, el dolor puede ocurrir porque una de las trompas de Falopio se ha torcido o ha desarrollado cáncer.

Una causa común de dolor de trompa de Falopio es la infección de transmisión sexual. Específicamente, las trompas de Falopio pueden verse afectadas por Chlamydia, gonorrea y enfermedad inflamatoria pélvica (PID). Las bacterias que causan estas condiciones pueden infectar las trompas de Falopio, causando que el tejido que las líneas a tener cicatrices. Este tejido de la cicatriz puede a su vez hacer que los tubos se bloqueen, dando lugar a dolor y, a menudo, problemas de fertilidad. Para evitar daños a las trompas de Falopio, las infecciones de transmisión sexual deben ser tratadas tempranamente con antibióticos.

La endometriosis también puede ser responsable del dolor de la trompa de Falopio. Esta condición surge cuando varias partes del sistema reproductivo, incluyendo a menudo las trompas de Falopio, desarrollan una capa anormal de tejido durante el ciclo menstrual. El tejido, que no puede ser derramado en la forma en que el tejido uterino es, comienza a acumularse, causando cicatrices, bloqueo y dolor en las áreas que afecta. La endometriosis a veces se puede tratar con medicación o intervención quirúrgica.

Otra causa potencial de dolor de trompa de Falopio es el embarazo ectópico. En esta condición, un óvulo fertilizado no se implanta en la pared uterina, sino que se implanta en las trompas de Falopio u otra parte del sistema reproductor. El dolor pélvico agudo es uno de los síntomas más comunes de esta condición. A menudo, un embarazo ectópico se produce porque las trompas de Falopio han sido dañadas, ya sea por una infección como PID o por una condición como la endometriosis. Como un óvulo implantado fuera del útero no puede sobrevivir, y su crecimiento puede causar sangrado interno grave, un embarazo ectópico debe ser generalmente terminado a través de una medicación oral o cirugía.

Muy raramente, el dolor de trompa de Falopio puede ser causado por una condición llamada torsión tubárica. En esta condición, que a menudo es bastante dolorosa, una de las trompas de Falopio se tuerce, lo que resulta en un flujo sanguíneo disminuido a la estructura. Esto puede resultar de una anomalía física de las estructuras reproductivas, de los cambios internos que ocurren durante el embarazo, o de un trauma físico, como un accidente de coche. La torsión tubárica generalmente requiere un tratamiento quirúrgico.

Por último, aunque poco común, el dolor de tubo de Falopio a veces puede resultar de cáncer de trompas de Falopio. Esta condición ocurre cuando las células anormales comienzan a crecer dentro de las trompas de Falopio. Debido a la estructura y ubicación de las trompas de Falopio, este tipo de cáncer puede ser difícil de diagnosticar. Al igual que con todos los cánceres, sin embargo, la intervención temprana mejora las posibilidades de éxito del tratamiento. Por lo tanto, las mujeres con dolor persistente y no diagnosticado en el área de la trompa de Falopio deben consultar a un médico para descartar una afección grave como el cáncer.