¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes de ciprofloxacina?

Ciprofloxacina se administra a menudo para combatir las infecciones bacterianas, pero hay algunos efectos secundarios que pueden esperarse con el uso de este medicamento. Algunos de los efectos más comunes involucran el área del estómago, ya que tienden a incluir náuseas, diarrea, acidez estomacal y vómitos. Dolores de cabeza, picazón vaginal y micción excesiva también pueden ocurrir en algunos pacientes, aunque estos efectos secundarios de ciprofloxacina no suelen llamar a atención médica inmediata. Por otro lado, algunos signos negativos deben ser mencionados a un médico tan pronto como sea posible, como una erupción cutánea, fiebre, depresión, o síntomas similares a la gripe. Algunos incluso llaman para el tratamiento de la emergencia puesto que pueden ser peligrosos para la vida, incluyendo opresión de la garganta, wheezing, y latido irregular del corazón.

Muchos pacientes que toman este medicamento sufrirán de algunos efectos secundarios hasta que su cuerpo se acostumbre a él, momento en el cual los síntomas deberían disminuir. Los problemas de estómago son algunos de los efectos secundarios más comunes de la ciprofloxacina, como diarrea, náuseas y vómitos. Acidez y dolor en el estómago también puede ocurrir, y puede ser acompañado por dolores de cabeza y urination urgente. Finalmente, las hembras pueden notar algún flujo vaginal y picazón. Si bien estos efectos secundarios de ciprofloxacina son a menudo molestos, no se consideran peligrosos para la vida, por lo que los pacientes que se dan cuenta de ellos se les anima a continuar tomando el medicamento hasta que puedan mencionar el problema a su médico en su próxima cita.

Algunos efectos secundarios de ciprofloxacina no se consideran normales, y pueden conducir a problemas graves. Por ejemplo, algunas personas notan síntomas físicos adversos que pueden incluir una erupción cutánea, urticaria, moretones repentinos y temblores. Otros pueden suponer que tienen la gripe, ya que puede ocurrir fatiga, fiebre y pérdida de apetito. Lo que estos pacientes podrían no esperar es un cambio en el estado mental, ya que este medicamento puede provocar depresión, ansiedad, confusión y paranoia. Estos efectos secundarios de ciprofloxacino pueden considerarse peligrosos ya que pueden conducir a suicidios o accidentes automovilísticos, aunque el insomnio, las pesadillas y las alucinaciones son resultados más comunes.

Aunque todos los efectos secundarios de ciprofloxacina deben ser reportados a un médico, algunos requieren tratamiento de emergencia. Por ejemplo, puede ser difícil respirar al tomar este medicamento, ya que la garganta puede inflamarse. Esto a menudo resulta en sibilancias, sensación de opresión en la garganta y dificultad para tragar. El latido del corazón también puede llegar a ser irregular, golpeando más rápido que de costumbre, en parte debido al pánico del cuerpo por no poder respirar fácilmente. Convulsiones y desmayos también pueden resultar, por lo que es crucial para obtener atención médica tan pronto como sea posible.